jueves, 25 de junio de 2009

¡RESPIRAR! El aire es nuestro primer alimento!

Pasamos 9 meses, más o menos, allá adentro de la barriga de mamá, con líquido por todos lados. Allá recibimos oxigeno por el cordón umbilical, mas el aire mismo, aquél que invade las narinas con fuerza, violencia, ese sólo lo vamos a conocer el día en que rompemos la barrera del útero y tomamos el primer contacto físico con el mundo. De ahí en adelante nunca más dejamos de alimentarnos de aire!

En seguida llega nuestro segundo alimento: la leche de mamá. Ese período nos deja marcados por toda la vida pues es nuestro primer vínculo afectivo-alimentario. Además de proporcionarnos alimento que nos va a hacer crecer y desenvolver físicamente, es donde aprendemos de forma definitiva que comer es vincularse, es interagir, es amar y ser amado.

Más o menos a los 6 meses de edad los adultos comienzan a ofrecernos los primeros alimentos sólidos y desde ahí pasaremos el resto de nuestras vidas comiendo. Hasta cierta edad ingerimos todo lo que nos ofrecen, no tenemos conciencia de lo que se trata, confiamos que mamá y los otros adultos que nos rodean quieren lo mejor para nosotros. En algún momento ya tendremos condición de cuestionar con una mirada menos ingenua lo que estamos comiendo y cual será la consecuencia de esto para nuestras vidas, para nuestra sociedad, para las futuras generaciones. Llegó la hora de elegir con conciencia.

A través de cómo una persona come se puede ver su personalidad y su relación con el mundo, con la sociedad, con la familia y su entorno. Sus criterios, su auto cuidado, su nivel de conciencia social, político, ecológico.

Político? Ecológico? Que locura es esa?!

Por ejemplo: quienes son los mayores responsables por la destrucción de la floresta amazónica? La criación de ganado y el cultivo de soya transgénica. Quienes son los que determinan de forma directa e indirecta las leyes y normas que rigen la producción de “alimentos” y medicamentos sino las transnacionales MONSANTO, CARGIL y NOVARTIS, sólo como ejemplo.

¡NUNCA EN LA HISTÓRIA DE LA HUMANIDAD SE PRODUJO TANTA COMIDA!

NUNCA EN LA HISTÓRIA DE LA HUMANIDAD HUBO TANTOS HAMBRIENTOS!

Somos sujetos BIO PSICO SOCIALES. La comida alimenta el cuerpo, los sentidos, y lo que elegimos para comer se refleja en la sociedad. Si, como consumidores exigimos alimentos saludables, el mercado se verá obligado a ofrecerlos. Si aceptamos tragar cualquier cosa, la industria, el agronegócio y el comercio nos seguirán tratando como latas de basura, vendiéndonos productos de baja calidad, debidamente maquillados, y lucrando enormemente con las enfermedades causadas por ese consumo indiscriminado.

Es por creer que es posible una sociedad de consumidores conscientes que nos dedicamos al trabajo de ofrecer alimentos para la salud. Alimentos para evitar enfermedades, que ayudan a curar. Pretendemos demostrar que podemos ser libres a través de la alimentación, o sea, SOBERANIA ALIMENTARIA. Seamos libres de la presión del mercado, de médicos y de remedios, de úlceras, diabetes, colesterol, cardiopatías, alergias, cáncer, SIDA… Libre de la destrucción del medio ambiente y de la opresión del capital sobre el trabajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario